CONSEJOS PARA LLEVAR TACONES

CONSEJOS PARA LLEVAR TACONES

¿Cuántas veces hemos pensando en ponernos unos taconazos para salir a bailar? Pero pensamos  “¡qué dolor de pies!”  Ya lo decía Christian Louboutin, “los tacones son un doloroso placer”. Por eso os traemos unos consejos, para que el ponerte tacones nunca más sea un suplicio y puedas lucir tus mejores looks siempre.

  1. Hidrátalos y exfólialos

Antes de calzarte prepara tus pies con una crema exfoliante, un baño relajante e hidrátalos con un masaje. No olvides comprobar que tus pies estén completamente secos antes de ponerte los zapatos y así evitarás las grietas.

  1. Pedicura a punto

Elimina las durezas y evita la aparición de uñas encarnadas. Eso sí, no te quites las durezas el mismo día porque la planta del pie puede estar muy sensible.

  1. Si son nuevos…

Pruébate los zapatos unos días antes de estrenarlos para adaptarlos a tu pie bien con un calcetín para que cedan o con un poco crema hidratante o vaselina.

  1. El poder del esparadrapo

Une el dedo corazón con el anular con un esparadrapo o una tirita para engañar al nervio que nos produce el dolor.

  1. A prueba de ampollas

En el mercado ya existen numerosos productos para evitar la aparición de ampollas con la fricción.

  1. Un zapato de tu número

Parece muy obvio pero a veces nos encaprichamos de zapatos que no son nuestra talla.

  1. El milagro de la cinta de doble cara

El milagro de la cinta de doble cara. Úsala para que el pie no se mueva lo más mínimo y así evitarás el efecto chancla que resulta tan incómodo.

  1. Pega unas plantillas metatersianas a los zapatos

Van adheridas a la suela del zapato y evitan que recaiga todo el peso del cuerpo en el metatarso. Las suelen poner los zapateros, pero también se pueden comprar por Internet.

  1. No te quedes quieta de pie

Es preferible mover las piernas que estar quieta.

  1. Mejor que no te descalces

Cuando te duelen los pies, se acaban hinchando y si te los quitas luego te costará más ponértelos. El hormigueo de después mejor que no lo compruebes.

  1. Almohadillas para el metatersal del gel, tus aliadas

Reducen la presión y el roce que produce dolor al caminar, sobre todo si se tienen durezas.

12. Al congelador

Llena con agua dos bolsas de plástico pequeñas (por ejemplo las específicas para congelados), ponlas dentro de los zapatos y guárdalos en el congelador. El tamaño de las bolsas aumentará cuando el agua se solidifique y los zapatos cederán. Además, al ponértelos su forma se irá adaptando a la de tu pie (con el plus del efecto frío para mejorar la circulación).

     13. Yoga para tus pies

Una profesora de yoga estadounidense, Yamuna Zake, ha desarrollado una serie de ejercicios pensados para ‘mejorar la relación’ entre pies y tacones. Quienes los practiquen gozarán de mejor equilibrio y sufrirán menos al llevarlos.

  1. Mejor con plataforma

Lo mejor para ganar altura y aguantar el tipo es optar por modelos con alza en la parte delantera.

  1. A prueba de resbalones

Hay suelas que son resbaladizas, entonces  el caos está asegurado y el suplicio (al luchar apretando el pie para no caernos) será mucho mayor. Para evitarlo, usaremos el remedio de la abuela que consiste en hacer una serie de cortes en esta zona del zapato con ayuda de unas tijeras o cuchillo.

Rumbo

comunicacion@calzadosrumbo.com
Sin Comentarios

Dejar un Comentario